Atrapasueños Tattoo original

El tattoo de un atrapasueños es un tatuaje muy especial con un significado increíble. Es recomendado saber antes de dibujar este amuleto en tu piel su significado místico. Descúbrelo a continuación.

Si alguna vez has visto algún tatuaje de un atrapa sueños y te parecido interesante y estas pensándote en tatuarte tu también un atrapasueños te doy la bienvenido a este articulo donde te vamos a explicar el significado de los tatuajes de atrapasueños y de donde provienen. También es interesante ver la mano de fatima tatuaje, son increíbles y es otro amuleto de protección.

Los tatuajes de atrapasueños provienen de los Indios Americanos, del pueblo Lakota, siendo los primeros en utilizar estos amuletos protectores contra las pesadilla y también utilizado por los chamanes en su poder como médicos.

También hay leyendas de las cuales nos cuentan por que se crearon o de dónde vino esa inspiración y una de ellas es que el chamán de la tribu Lakota en una travesía por el bosque se encontró a un sabio con cuerpo de araña el cual poseía una gran sabiduría y el sabio instruyó al chaman con lo que os contamos a continuación.

Pero si te quieres hacer un tatuaje de atrapasueños esto ya lo sabrías así que te voy a decir más significados muy importantes como: su ruedas significan la rueda de la vida, la malla o la red son los sueños que vamos teniendo a través del tiempo de los sueños, el alma y el movimiento que generamos con nuestras actividades cotidianas y en el centro está el vacío del gran creador, el "Gran misterio".

Tradicionalmente son objetos que nos ayudan a tener con nosotros los buenos pensamientos e ideas, los sueños agradables, protegernos de las malas energías que son absorbidas por la malla.

Todos estos significados en nuestro tatuaje de un atrapasueños nos crea un símbolo en el que las personas van tejiendo su esencia o personalidad, al igual que lo hacemos con los peinados, en su recorrido por la vida con ideas, conocimientos y sueños.

Así que si somos portadores de este símbolo al igual que somos portadores de unas zapatillas, es decir, lo debemos llevar allá donde vayamos. Nos hacemos conocedores de que en toda vida hay una dualidad entre el bien y el mal los cuales nos vamos a encontrar a lo largo de nuestra vida y que los signos de maldad hay que dejarlos en un hueco de aire y tejer nuestro camino con las cosas buenas y así hacer nuestro espíritu más grande y fuerte.